dijous, 21 de febrer de 2008

SOS BURGOS

La Victòria és una noia de Burgos que recull animals abandonats. M'ha corprès aquesta història que us transcric:

"La lágrima de Sabina

Se acerca la primavera, y muchos dueños de perros empiezan a pensar en cómo poner aún más guapos a sus amigos: corte de pelo, collar nuevo, un lacito para ese flequillo rebelde........Una extraña forma de "complicarse la vida". El dueño de Sabina supo pronto qué collar ponerle... Y así, con una enorme cadena al cuello ha pasado su vida. Encadenada y pariendo. Esa era su vida. ¿ Cuantas lágrimas habrá derramado Sabina bajo el cielo estrellado de Castilla?Envejecida, desnutrida, enferma.... a Sabina le traen a terminar su vida en una perrera. Junto a ella cuatro de sus hijos...... quizás ya fueran demasiado grandes, o demasiado tímidos para venderlos. Y así, toda una familia, espera la muerte en una fría perrera.Pero a veces lo lógico deja de serlo. A veces la locura gana la batalla....Ayer a Sabina le pusimos un calmante para aliviar sus dolores. Le quitamos esa horrible cadena de su cuello. Más bien se la arrancamos con cuidado. Limpiamos sus heridas, le inyectamos antibióticos y vitaminas. Y una pipeta contra la sarna.... Sabina se dejaba hacer, resignada.... y quizás asombrada al sentir que, de repente, había dejado de ser invisible. Al sentir unas manos que la acariciaban y unas voces susurrando dulces palabras de esperanza...Y allí se quedó.... tumbada sobre esa manta que pasó a ser su tesoro.... esperando aún no sabía qué.Esta mañana hemos vuelto a la perrera. Y allí, uno a uno, Sabina ha visto subir a sus hijos en la furgoneta roja que les llevaba hacía su futuro. Melchor, Gaspar, Baltasar.... sus tres reyes, que la acompañaron en la jaula de al lado.... Y su pequeña Morgana, la más chiquita, que se fue hace dos semanas y ahora volvía para acompañar a sus hermanos en el viaje....Sabina los ha visto marchar, con cierta nostalgia, pero con la tranquilidad del que intuye que su familia está a salvo. Y de nuevo a lo más profundo de su chenil, a acurrucarse sobre su mantita....Pero no, Sabina, tu no te quedas aquí... tu te vienes conmigo....Sabina ha subido mansamente al coche. Ha tolerado con paciencia otra visita al veterinario. Y me ha acompañado, cansada y enferma, pero esperanzada, a su casa temporal. Sólo una jaula, no puedo ofrecerte más..... pero aquí podrás estar tranquila, rodeada de cuidados y cariño. Y cuando estés bien, te buscaremos un hogar. Te lo prometo..... A partir de ahora lo único que va a rodear tu cuello son los brazos de la gente que te quiere.Cuando salía, me he vuelto a despedirme de Sabina. Por su cara rodaba una lágrima... otra más. Pero esta era de gratitud......Millones de gracias a todas las que habéis ayudado a Sabina. Entre todas las "locas" lo hemos hecho posible otra vez. Pero esto solo es el inicio del camino. Sabina está en residencia, y tendrá que quedarse allí aun un tiempo...... hasta que cure sus heridas y su sarna. Necesita atención y tratamiento veterinario Y luego, a buscar ese hogar dónde sepan rodear su cuello con cariño.Victoria.--"

Gràcies Victoria!


5 comentaris:

Manel & Marta ha dit...

Quan llegeixo aquestes coses les llàgrimes m'envaeixen els ulls...com pot ser tan cruel la gent?. No ho entenc ni ho entendre mai,com poden arribar a fer aquestes coses?. Els animalos de casa formen part de la família, ara mateix no m'imagino la vida sense ells!

montse ha dit...

Jo també he plorat amb aquest text, i per això l'he volgut compartir amb vosaltres. Llàstima que tots els que llegiu aquest blog sou també gent sensible. Aquells que hauríen de llegir-ho i canviar la seva actitud no ens llegeixen a nosaltres, precisament.
Estic contenta de conèixer gent com vosaltres, amb qui comparteixo sentiments tan bonics.

laura "la mama de la vivi" ha dit...

Que orgullosa em sento, de veure que hi ha tanta gent bona en aquest món, de fet, havia perdut l'esperança que aquest món millorés, pero amb tots vosaltres i el que transmeteu als vostres fills, penso que encara es posible de fer un món més humà.
De tot cor, gràcies

Gemma-Rafa ha dit...

A mi em va arribar ahir aquesta història i tampoc vaig poder evitar plorar.
Sabina, espero que siguis molt i molt feliç i maleeixo aquesta "gentusa" que no sap que és tenir aprop l'amor dels animals

Núria ha dit...

Hi ha poc a dor, i el poc que hi ha ja ho heu dit en els vostres comentaris.
Me'n alegro de ser una d'aquestes "boges" que no dóna cap cas per perdut, i me'n alegro de que, afortunadament, no som pocs. I potser fins i tot algun dia les coses se situaran al seu lloc i serem nosaltres els que deixarem de ser "bojos" per passar-ho a ser, i en majúscules, els que de debó fan bojeries. Els que matracten, els que maten, els que no estimen. Tam de bó arribi aquest dia en el que el món anirà millor.